viernes, 11 de junio de 2010

Ceño fruncido


Estoy convencido de que en nuestro interior aparece muchas veces el sub-personaje "yo me lo tomo todo en serio".

Es la pura imagen de la intransigencia que produce la incapacidad de reírse de todo y también de los errores propios. Estamos tan angustiados en la búsqueda de nuestro futuro que somos incapaces de vivir con alegría el presente.

Josep M. Villagrasa



La prueba de que el hombre es la más noble de todas las criaturas es que ninguna otra criatura lo ha negado jamás.

George Lichtenberg

12 comentarios:

  1. Asi es, muy cierto.
    Un abrazo luminoso, para ti, Neytiri

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, Neytiri, ésta es una de las múltiples caretas que utiliza el ego y, por cierto, una de las más habituales y fastidiosas porque no nos deja disfrutar en ningún sentido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Don Juan Matus dice que los pinches tiranos se toman mortalmente en serio. Y aclara que seguir el camino de todos ellos es nefasto. Buena entrada, Neytiri. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Neytiri!

    Lo veo en lo cotidiano, en los apresurados pasos con los que todos perseguimos alguna vez febrilmente el futuro y olvidamos paladear nuestro presente.

    Un abrazo luminoso!

    ResponderEliminar
  5. Maencantao la frase de Lichtemberg.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ariiiii..... estàs en mi corazón!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Te agradezco, Sina, tu afectuoso abrazo de luz, te mando otro.
    Todo lo que podamos decir se dice solo.

    ResponderEliminar
  8. Sin duda, José Manuel: Cuando me miro en el espejo y según cuánto se note mi ceño fruncido es el grado de intensidad con la que me tomo en serio y te aseguro que es más de lo que deseo. Bueno en fin... no me queda otra, que reírme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Clarísimo Furia. Un abrazo lleno de dulces y confites.

    ResponderEliminar
  10. Claro Teresa!. Nos ponemos a buscar algo que ya tenemos,(suena ridículo).
    Como olas, besando la playa del olvido.
    Que esta luz siga su viaje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Sí qué buena. Rescata la capacidad de reírse de uno mismo. Es fantástico!!
    Un beso, Amelia.

    ResponderEliminar